Drenaje Endoscópico de Hematomas Intracerebrales.

Updated: Aug 8, 2020

Los avances tecnológicos marcan el ritmo de vida en los tiempos en que vivimos, y el ámbito de la medicina no constituye una excepción a ello.

El pasado mes de Junio, realizamos con èxito en nuestro servicio la primera cirugía endoscópica de drenaje de hematoma intracerebral en el ámbito de la salud pública.

El drenaje endoscópico de hematomas intracerebrales es un procedimiento que se viene realizando, desde hace años, en los principales centros neuroquirúrgicos del mundo, y ahora también en nuestra institución. A contunuaciòn hacemos una reseña de los pasos del procedimiento.


El procedimiento se realiza combinando dos tipos de intervenciones: la cirugía estereotáxica y la endoscópica. El mismo consta de 2 fases: A y B


Fase A: Marcación Estereotáxica


1 - Colocación de Marco estereotáxico

Previa anestesia local con lidocaína al 2% se la coloca el marco mediante cuatro tornillos que lo fijan al cráneo, utilizando como referencia anatómica la línea órbitomeatal para evitar que el marco obstruya el área de trabajo (figura 1).







2- Tomografía axial computarizada estereotáxica

Se fija el anillo estereotáxico a la mesa del tomógrafo mediante un adaptador y se coloca el sistema de referencias estereotáxicas (Figura 2). Luego las imágenes se transfieren a una computadora que cuenta con el software integrado del marco estereotáxico. El punto de ingreso y el trayecto hacia la lesión debe ser el más seguro posible. Por lo tanto, la posición estereotáxica de estructuras vasculares y áreas elocuentes necesita ser establecidas durante el planeamiento pre-quirúrgico del abordaje para evitar posibles daños y así preservar la función neurológica del paciente. Las lesiones que se localizan a pocos milímetros de la superficie cortical se planificaran a través de una incisión en la prominencia de un giro cerebral no elocuente. Las lesiones profundas, por su parte, se planifican en forma transcortical, a través de un tejido cerebral no funcional, en una dirección paralela a la proyección mayor de la sustancia blanca o a través de la profundidad del surco.


3 – Determinar el Blanco o “Target”

Nuestro marco utiliza el sistema cartesiano de coordenadas para definir la posición de cualquier punto en el espacio. Para el abordaje estereotáxico de cualquier punto dentro del cerebro se requieren 5 coordenadas estereotáxicas: tres espaciales (X,Y,Z) que determinan la posición del blanco (target) y dos coordenadas angulares (α y β) que determinan la trayectoria a seguir hasta el mismo. Las coordenadas espaciales se ubican de la siguiente forma respecto a la cabeza del paciente: “X” (dirección izquierda-derecha), “Y” (dirección antero-posterior) y “Z” (dirección supero-inferior). (figura 3-4).



Fase B: Evacuación de hematoma intracerebral con asistencia endoscópica


1 - Posicionamiento del paciente

Una vez realizado el planeamiento quirúrgico, el paciente es trasladado a quirófano, y bajo anestesia general, se posiciona en decúbito supino o prono de acuerdo a la localización del hematoma.

2 - Abordaje quirúrgico

Incisión lineal de piel de unos 3 cm según el punto de ingreso estereotáxico, disección por planos hasta exposición de calota craneal, craneotomía por trefina, apertura dural en U y corticotomía de 2,5cm con cauterización bipolar.



3 - Evacuación de Hematoma intracerebral

Se introduce según “Target” seleccionado la guía metálica dentro del sistema de catéter-balón previamente diseñado con un catéter de ventriculostomía y un dedo de guante fijo en su extremo distal (Fig.). Una vez en el sitio, se insufla el balón con 8 cm3 de aire durante 4 minutos (tiempo por debajo del umbral de isquemia cerebral) lo que permite disecar con el menor daño posible las fibras axonales y buen control hemostático. Se introduce entre el balón insuflado y el tejido nervioso la camisa de trabajo utilizando espéculo de Hardy, generando el canal de trabajo endoscópico (Fig.), que permite la introducción de los instrumentos y las cánulas de aspiración. La visión se ve favorecida al adaptar el endoscopio a la torre de endoscopía. De esta manera el neurocirujano realiza la evacuación del hematoma de manera bimanual, sosteniendo el endoscopio y el aspirador, retirando gradualmente la camisa de trabajo a medida que se aspira y realiza hemostasia con coagulación bipolar y agentes hemostáticos.

4 - Cierre quirúrgico

Se realiza el cierre dural con sutura no reabsorbible, colocación de placa ósea y cierre por planos.La evacuación de HIC guiada por estereotáxica y asistida por endoscopio proporciona una herramienta capaz de evitar lesiones a estructuras vasculares y nerviosas elocuentes no visibles de otra manera en el trayecto cerebral, durante el abordaje hasta llegar al objetivo en la profundidad del parénquima, permitiendo abordar lesiones complejas y profundas con mínimo daño para el tejido cerebral que rodea a la lesión, reduciendo el tiempo operatorio, la pérdida sanguínea, el riesgo de infecciones, el número de días de internación y la mortalidad.


No se puede pasar por alto la necesidad de agradecerle a la fundación HECA, ya que esta realidad no hubiera sido posible sin su colaboración a través de la donación del dinero para la compra del endoscopio.








Autor: Diego Boemo Residente de Neurocirugía









213 views0 comments

Recent Posts

See All